• +(506) 2436-3300
  • teologia@unadeca.net
  • UNADECA

Inicio

Atentos a su Palabra
Compartimos sermones para ti
Compartimos seminarios
previous arrow
next arrow
Slider

MENSAJE DEL DÍA

DESAFÍO: NO ALEGRARNOS DE LAS DESGRACIAS AJENAS

LEAMOS HOY 16 DE ENERO EZEQUIEL 25

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR

Así dice el SEÑOR omnipotente: Por cuanto ustedes los amonitas aplaudieron y saltaron de alegría, y maliciosamente se rieron de Israel, yo voy a extender mi mano contra ustedes y los entregaré a las naciones como despojo.”

EZEQUIEL 25:6

COMENTARIO HISTÓRICO DE EZEQUIEL 25

Se inicia la segunda parte del libro de Ezequiel. Se muestran las profecías a las naciones paganas. Dios establece juicio contra todas las naciones que aplaudieron y dieron golpes con los pies, para demostrar que estaban felices por la destrucción de sus vecinos.

Extraemos las siguientes lecciones para nuestra vida:

1) NO BURLANOS DE LAS DESGRACIAS POR LAS QUE ATRAVIESAN LAS PERSONAS.– En lugar de juzgar y dar opiniones negativas sobre ciertos sucesos o males que aquejan a ciertos lugares, países o regiones, debemos interceder en oración por aquellas personas que están pasando por penurias o calamidades;

2) AYUDAR A LOS QUE SUFREN.- “Hay que aliviar a los pobres, atender a los enfermos, consolar a los afligidos, instruir a los ignorantes y aconsejar a los inexpertos. Hemos de llorar con los que lloran y regocijarnos con los que se regocijan. Acompañada del poder de persuasión, de la oración, del poder del amor de Dios, esta obra no será ni puede ser infructuosa.” (CRA 551);

3) COLABORAR A AQUELLOS QUE QUISIERON HACERNOS DAÑO.– Practiquemos lo que Cristo nos enseñó: Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen.

CITA SELECTA

“Podemos conocer la ciencia de la vida espiritual. Podemos honrar a nuestro Hacedor. Pero, ¿lo hacemos? Oh, ¡qué hermoso ejemplo tenemos en la vida que Cristo vivió en la tierra! Nos mostró lo que podemos realizar mediante la cooperación con la Divinidad. Debemos procurar la unión de la cual habla cuando dice: “Permaneced en mí, y yo en vosotros”. Juan 15:4. Esta unión es más profunda, más fuerte, más verdadera que cualquier otra unión, y es productora de todo bien. Los que así están unidos con el Salvador, están dirigidos por su voluntad y movidos por su amor a sufrir con los que sufren, a alegrarse con los que se alegran, a compadecerse de los débiles, afligidos o desamparados.”

(ELC 189).

ORACIÓN

PADRE NUESTRO. TE PEDIMOS PERDÓN, PORQUE NOS HEMOS ALEGRADO, CUANDO ALGUNAS PERSONAS CON LAS QUE NO NOS LLEVAMOS BIEN, HAN PASADO POR DIFICULTADES. QUE TU ESPÍRITU SANTO CAMBIE NUESTRA NATURALEZA, PARA IDENTIFICARNOS CON EL DOLOR AJENO. POR JESÚS, AMÉN.

Si quieres recibir el audio diario, para compartir, puedes unirte al siguiente enlace: 
https://chat.whatsapp.com/DpT3RBihTUC5qeVLm3V3TS

Este articulo ha sido leído​ (271) veces

CONTACTO

1.5 Km al Norte de los Tribunales de Justicia, La Ceiba, Alajuela

Apartado 138-4050 Alajuela, Costa Rica

teologia@unadeca.net

Horario de Oficina

8:00 am – 12:00  md

2:00 pm – 6:00 pm

Déjanos un mensaje

15,785 Personas han visitado el sitio desde 19 noviembre del 2020